Autoestima y Felicidad con Tito Figueroa
Ir a descargar

Transcripción del audio: Autoestima y Felicidad:

En honor a la verdad he estado leyendo los comentarios muy de cerca y he encontrado datos muy interesantes que me permiten descifrar los vacíos, las necesidades y los aspectos a mejorar en muchas personas en la actualidad a nivel de su propia estima.

Y quiera o no, este no deja de ser un botón de muestra de como marcha el mundo en materia de Autoestima, ¿Verdad que si?

El mundo, o mejor dicho, el ser humano promedio, percibe soledad en su vida, el ser humano promedio esta vacío, está insatisfecho, requiere algo más que al no saber que es,  sencillamente lo busca afuera…en otras palabras, lo busca donde NO está.

Este es un asunto complejo y no voy a pretender en 5 minutos resolverlo pero si puedo aportar algunos puntos de vista que por lo menos puedan presentarse como una partícula de luz en el camino ¿Cierto?

Antes que nada debemos empezar por entender que “La Cultura” sobretodo la occidental, nos educa de una manera que nos hace asumir la “Felicidad” como algo que está en algún lugar, después de lograr ciertas cosas, etc.

Es decir, esta cultura no nos enseña a ser felices en aquí y en el ahora con lo que hay, con lo que se puede valorar, con todo eso que debemos sentirnos agradecidos por tenerlo, sino que nos hace profundamente “Dependientes” de todo un bagaje de circunstancias que probablemente al conseguirlas o al reunirlas, pues llegaremos a ser felices.

En otras palabras, la felicidad es algo condicional visto de este aspecto ¿Me captas?

Es así como podemos escuchar a algunos padres recomendarle a una hija que se busque un hombre que le haga feliz… mira que interesante es esto… “Hija, es que yo deseo para ti un buen hombre, que te pueda hacer feliz “o, “hija, yo se que pronto vas a conseguir la felicidad porque tu mereces mucho…” Pareciera que estas inocentes palabras y a su vez cargadas de buenas intenciones, son algo lógico y propicio pero lo cierto es que son verdaderamente peligrosas y vamos a analizar por qué…

Decir: Un hombre que te haga feliz, en primer lugar, de manera implícita le estas diciendo que “Aún NO es Feliz”. ¿Cierto? Es un mensaje tácito, no dicho verbalmente pero si “Implícito”. ¿Se entiende lo que quiero decir? Por otro lado, se esta condicionando la felicidad a un “Tercero”, lo cual no se que es peor, sinceramente…

Cosas como estas son “Comunes y corrientes” en nuestra cultura, y sin darnos cuenta nuestra felicidad termina siendo supeditada a referencias externas y no internas. Como es nuestra relación de pareja, o como nos llevamos con nuestros hijos, con nuestros padres, si tenemos empleo o no, si ganamos lo que aspiramos, si tenemos la casa propia y no pagamos alquiler, ETC.

No se trata de ser indolentes pero definitivamente hay que comprender y asumir algo de una buena vez y es lo siguiente:

¡Nuestra felicidad es de adentro hacia afuera y no de afuera hacia dentro!

Debemos a aprender a gestionar nuestra felicidad. No se puede en todo momento ser feliz pero si podemos llenar el vacío muchas veces gestionando efectivamente nuestra felicidad, enfocándonos en lo que podemos valorar y asi, seguramente, el 90% de las veces que normalmente seríamos infelices, seríamos felices.

Por otro lado entender que a ti nadie te da la felicidad, eso es algo que solo puedes conseguir internamente independientemente de lo que pasa fuera de ti. Es una decisión, es un punto de enfoque, es una elección, y depende de cada uno de nosotros momento a momento, segundo a segundo…

¿Sabes cuantas veces las personas se martirizan a si mismos sin necesidad? ¿Sabes cuantas veces las personas arruinan torpemente sus momentos de dicha? ¿Sabes cuantas veces las personas dejan de apreciar lo que es felicidad porque piensan que la felicidad es algo que algún día tendrán, y solo cuando ocurre una verdadera desgracia o algo realmente terrible es cuando se vienen a dar cuenta que eran felices y no lo sabían?

¿Hay que esperar que suceda algo peor y verdaderamente nefasto y terrorífico para poder darse cuenta que ya se era feliz?

No podemos esperar a que ocurra un hecho que nos contraste como referencia para apreciar… Debemos hacerlo en el ahora, en el momento presente.

Revisa en este momento que es eso que tienes en este momento que si no tuvieras sufrirías… Revisa eso que hay hoy, revisa eso que ha podido ser peor.. Revisa cuantas cosas pueden cambiar con una nueva actitud, con una nueva forma de enfrentar la vida…

Debemos tratar de enseñar a nuestros hijos que ya son felices y que en ellos está el que puedan mantener esa felicidad según el punto de vista que le impriman a las cosas… Que su felicidad no depende de nadie…

Y cuando llegan los momentos difíciles, de dolor, etc. Lo cual es normal en esta vida para ti y para mi, también debemos aprender a gestionar nuestras emociones para darle un tratamiento objetivo y no hacer una tormenta de una pequeña lluvia…

Debemos fortalecer la resiliencia en nosotros, y desarrollar un poco de estoicismo para aprender a manejar esos momentos en que las cosas salen torcidas.  No hay que negar el dolor, eso es humano y es parte de nuestra sensibilidad, pero si GESTIONARLO con madurez y un grado de consciencia optimo.

Solo elevando nuestra Autoestima podremos lograrlo…

 

Entradas Relacionadas

Gracias por leernos!.. Que Tal Que Corras la Voz en Facebook?..

Desarrollado por Marketing Con Exito